lunes, 25 de abril de 2011

Carmen Ibáñez Sandín señala que el ingreso en la escuela supone para el niño/a un gran cambio: sale de su mundo familiar donde se le procura un ambiente de seguridad, con códigos establecidos y roles determinados y conocidos para el niño/a. Un ambiente en el que se siente protegido y centro de atención familiar, ya que sea hijo único, el hermano mayor, mediando o menor, al acudir por primera vez a la escuela va a ser el punto de mira del resto de la familia, con consejos, advertencias, preparativos, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Translate